Somos un ser único y completo, viviendo una experiencia física única y completa, en una sociedad única y completa, en un viaje espacio-temporal de evolución por un universo único y completo, donde nos construimos a nosotros mismos día a día, segundo a segundo, paso a paso, respiración a respiración.

RESPIRA… el aire entra de fuera adentro; ayuda a enderezar tu columna y a expandirte; puedes respirar porque eres un ser vivo completo con un sistema respiratorio instalado dentro de tu maravilloso cuerpo.

Coloca los pies rectos y siente como se apoyan en el suelo: los dedos por delante; el talón por detrás; el lado exterior apoyado y el arco interior

Balancea ligeramente la planta del pie. Puedes hacerlo gracias a la articulación del tobillo la cual te permite buscar y modificar tu centro de gravedad, y te permite estar apoyado en los dedos o en los talones. El hueso del talón, el calcáneo, es un hueso grande, fuerte, diseñado para aguantar peso.  Por delante, los dedos son más largos de lo que parecen a simple vista. Su origen está escondido en la primera articulación, en la almohadilla del pie, donde es recomendable que te apoyes si no quieres que se encojan. Balancéate de las almohadillas a los talones y busca tu centro, tu punto de equilibrio; ese punto donde sientes el arco de tu pie más libre, donde sientes que tu columna se endereza y tu cuerpo se alarga.

Si alguna de estas sensaciones no acude de momento no te preocupes. A veces, si el cuerpo ha sufrido o está sufriendo, su aparición puede tardar algún tiempo. Lo importante es que sepas que estas sensaciones son placenteras, tranquilas y que pueden aparecer en cualquier momento. Vale la pena buscarlas y esperar su presencia.

Siente tus piernas encima del pie como dos columnas fuertes y flexibles sobre las que se sostiene tu cuerpo y desde donde salen una gran variedad de movimientos.

Encima coloca la cintura pelviana donde tienen lugar tantas funciones importantes. La pelvis está unida por detrás el inicio de la columna vertebral. Magnífica, vital, potente. Coxis y sacro hacia fuera (cifosis), 5 lumbares hacia dentro (lordosis), 12 dorsales unidas a las costillas hacia fuera (cifosis) y 7 cervicales hacia dentro (lordosis). La razón de ser de las curvas fisiológicas de la columna es la repartición del peso y las presiones que se originan con el movimiento.

Arriba del tronco la cintura escapular y los miembros superiores: brazos, antebrazos y manos. Nuestras maravillosas manos.

Por arriba del tronco la cabeza unida a la columna. Una bolita en un sitio privilegiado, en lo más alto, con grandes habilidades y grandes responsabilidades.  La cara por delante, nuestra seña de identidad más visible y desde donde mayoritariamente nos comunicamos con el mundo a través de nuestros sentidos.

Por desconocidos mecanismos de actuación, con la cabeza pensamos y creamos proyectos; ilusiones que sólo podemos realizar con la actividad motora de nuestro cuerpo. Sin dicha actividad, la comunicación dentro y fuera se pierde y nos sentimos limitados.

Respira… construye tu vida… y haz realidad tus ilusiones.

Artículo publicado en la revista 174 [re]conectar.

Montse Bravo

Veus i Imatges Internes per escoltar i estimar el nostre meravellós cos.
-----
Voces e Imágenes Internas para escuchar y amar
nuestro maravilloso cuerpo.
Montse Bravo

Latest posts by Montse Bravo (see all)

0

Tu carrito