La espiritualidad, desde una mirada, desde un silencio, ensancha la visión del hombre y el sentido de la vida. A través de un abanico multicolor nos lleva a explorar confines desconocidos de nuestra existencia. El autor nos amplia con su experiencia cuanto tratamos en el número 178 ‘Luz invisible’, disponible en Amazon.

 

Sólo en el silencio puedo oír tus palabras.
Contemplar la obra de tus manos.
Entender tu camino y seguir tus pasos.
En la inmensidad del cielo y en la profundidad del cosmos me pregunto: ¿dónde estás? ¿Quién eres?
¿Y quién soy Yo? ¿Qué hago aquí? ¿Cuál es mi misión? ¿Para qué estoy aquí?

Pienso en mi pequeñez…me siento nada….Y a la vez siento que formo  parte de algo muy muy grande.
¿De qué trata la vida?
Nos afanamos en trabajar, comprar y vender… comer, dormir, viajar,…tener hijos….Y luego….morir.
¿Y qué sentido tiene todo esto?
Desde tiempos remotos parece que el hombre ha buscado algo más que lo estrictamente material, ha dirigido su mirada al cielo y «algo» dentro de sí mismo le ha hecho sentir su trascendencia, un sentimiento profundo de que la vida era algo más que la percepción física de las cosas. Sin duda alguna ha sido originariamente la fe que ha iluminado todas estas preguntas mientras que la razón ha intentado dar explicación a todos los hechos físicos.

Y así el ser humano ha necesitado un punto de referencia para vivir fuera cual fuera su creencia.
Unos viven por altruismo y solidaridad, otros por poder y riquezas…otros siguen una «estrella»…
A mí de joven me enseñaron el camino de la fe y aprendí y acepté con la inocencia de un niño y con alegría, que Dios era un ser cercano que nos ama y nos comprende. He intentado seguirlo con mis crisis y altibajos. Y el espectro o entorno se me ha abierto y ensanchado pues Dios no lo puede ser de unos pocos sino de todos. Mi Dios lo debe de abarcar todo, de un extremo al otro del universo. De otra forma no tendría sentido. Es Dios de todo el universo no sólo de la tierra. Su dominio no tiene límites ni confines pues no acaba nunca y su presencia llega hasta el extremo más lejano a miles de millones de años luz, de nuestra galaxia, de nuestro universo y de cualquier otro universo que pueda existir entre millones y millones de estrellas, agujeros negros constelaciones y galaxias.

Mi percepción de Dios, es el AMOR, el amor sublime, la generosidad sin límite, lo que va más allá de la amabilidad y el perdón…
Él es la VIDA que nos ha regalado con todo su amor y cada ser, cada planta, el río, el mar, los océanos, las montañas y los bosques y las selvas, los grandes animales y los diminutos viven la armonía y el reflejo de su amor. Por eso quiero contemplarlo sin hablar… para escuchar desde el silencio la dulce melodía de su obra y entender mi destino que no es otro que amar y agradecer.

Autor: Pepe Querol

Ciutat Nova

Revista trimestral. Descobrim i compartim històries i projectes inspiradors i propers per enfortir #vincles positius. #diàleg

Revista trimestral. Descobrimos y compartimos historias y proyectos inspiradores y cercanos para fortalecer #vínculos positivos. #diálogo
Ciutat Nova

Latest posts by Ciutat Nova (see all)

0

Tu carrito