Pasan los días, los meses, los años, pasa el tiempo, y me parece que nos cuesta asumir el cambio de costumbres. Esto se nota especialmente en algunas personas mayores, que a menudo tienen la sensación de que los tiempos pasados eran mejores que los actuales.

A lo largo de la historia siempre hemos visto cambios fruto, entre otras cosas, de los movimientos migratorios. Pero lo que es nuevo, es la intensidad y la velocidad con que se producen estos cambios. Esto desorienta al sector de población más tradicional, que vive en una situación de crisis permanente. Pero es necesario que nos hagamos a la idea de que esta situación de cambio y de diversidad, es y será irreversible. Esto significa que hay que hacer una lectura positiva de los cambios, con una gran apertura de espíritu.

Para llevarlo a la práctica, necesitamos el respeto hacia todo lo que es diferente, evitando actitudes intransigentes y reafirmando la tolerancia, construyendo espacios de amistad y de diálogo, donde quepa todo el mundo. Sólo quedarán auto excluidos, los intransigentes, los que hablan pero no escuchan. En esta dinámica, será imprescindible la creatividad. Sin creatividad todo se estancaría, porque las soluciones del pasado no sirven para los problemas del presente.

También nuestras convicciones y su transmisión, necesitan creatividad y actualización. No se puede hablar a la gente de hoy en día, con el lenguaje del pasado. Esto hacharía a perder la esencia del mensaje. Pero quizás el punto fundamental sería el de reafirmar permanentemente la calidad de relación en nuestras vidas. Sumergidos en la diversidad, potenciando al máximo el arte de la convivencia. Atentos muy especialmente a no volver a repetir la locura de una diversidad en permanente conflicto.

Andrea Riccardi afirma que, la civilización actual, estará formada por diversas civilizaciones, multitud de universos culturales, políticos y religiosos, que deberemos afrontar cara a cara, sin rebajas ni miedos a las identidades. Será la civilización de la convivencia. Será el inicio de la cultura de la cooperación y el diálogo.

Antoni Pedragosa

Llicenciat en Ciències Químiques, Màster en Astronomia, casat amb la Blanca, dos fills, quatre nets, col·laborador habitual de Radio Estel, Ciutat Nova, i CAT-Diàleg. Assessor ocasional de la Eurocamara en temes de medi ambient.

Licenciado en Ciencias Quimicas, Màster en Astronomia, casado con Blanca, dos hijos, cuatro nietos, col·laborador habitual de Radio Estel, de Ciutat Nova i de CAT-Diàleg. Asesoramientos especiales en la Eurocamara,en temas de medio ambiente.
Antoni Pedragosa

Latest posts by Antoni Pedragosa (see all)