El programa Design for City Making, comisariado por la escuela de diseño de Barcelona, ​​Elisava, empezó en 2017 con la voluntad de crear oportunidades de diálogo entre los residentes de Ciutat Vella y la ciudad de Barcelona en general y promover futuras colaboraciones y proyectos. En este contexto, el jueves 23 de enero, Elisava abrió sus puertas a la Rambla para promover su papel como agente activo en un acto donde, vecinos, estudiantes, personal académico y representantes de instituciones pudieron debatir sobre si el diseño puede ser un elemento que participe de esta idea de ciudad que todos construimos diariamente.

El acto, pues, lo formaron cuatro diálogos diferentes con los cuatro colectivos que desde Elisava han apelado para ver cómo pueden construir la ciudad. Además, y con la presencia de Tonet Font, arquitecto y asesor de Innovación Social del Ayuntamiento de Barcelona, ​​se aprovechó para presentar el nuevo proyecto Superilles + (Super – manzanas, en castellano), un programa que tiene el objetivo de potenciar las superilles y dotarlas de una connotación más social y enfocada a las personas.

Los diálogos

Los cuatro diálogos, pues, giraron en torno a diferentes colectivos de Ciutat Vella, los cuales, interaccionando entre ellos y con el entorno, tejen el entramado que conforma el barrio más antiguo y tradicional de Barcelona. El primero de todos, titulado Tradicionales en referencia a los vecinos de toda la vida, contó con la colaboración de Teresa Caja, vecina del barrio desde que nació, con Lucia Vecchi, una chica de nacionalidad italiana que hace 15 años que vive en el barrio y con Mercè Pérez, directora de la única biblioteca del Gòtic. «Ciutat Vella es el barrio más viejo de Barcelona, ​​pero ha sido el último en tener una biblioteca pública«, explicaba Mercè. Aunque parece uno de los barrios más descuidados por el Ayuntamiento, los vecinos se han encargado de no dejarlo perder y, a menudo, organizan fiestas y eventos para que no pierda la esencia que tanto lo caracteriza.

El Gótico es un barrio del que te enamores o del que sales corriendo.

El segundo de los diálogos, Recientes, tal como el nombre indica, pretendía mostrar las personas migradas como miembros de una comunidad interactiva. Este diálogo contó con la colaboración de Daria de Seta, coordinadora del Área de Espacio en el grado de diseño de Elisava y Mamadou Saliou, fundador de la ONG Diandé Africa, y la historia del que se acabó convirtiendo en el eje central del diálogo.

Mamadou, de origen senegalés, llegó a Barcelona hace ya 10 años, como menor no acompañado. Su único sueño y lo que le llevó a dejar atrás su tierra y familia, era convertirse en futbolista. Aunque no lo consiguió, consiguió mucho más. Su experiencia en los centros de acogida le marcaron y fue lo que le impulsó a crear la ONG Diandé Africa. Para él, estar en centros sociales fue muy positivo, ya que le ofrecieron un hogar, formación y lo que para él fue más importante: oportunidades. Esto, pues, le hizo darse cuenta de que, en su pueblo natal, no todos los niños pueden permitirse estudiar. Por ello, a través de esta ONG, Mamadou y su equipo, hacen que la educación sea un derecho accesible a todas las familias de Ziguinchor.

Productivos, el tercer diálogo, fue una mesa redonda formada por Oscar Tomico, jefe de estudios del Grado en ingeniería del diseño de la Escuela Elisava, Tomás Díez, director del FAB LAB Barcelona, ​​fundador del Fab City Research Laboratory en el IAAC Barcelona y Jordi Vidal, maestro artesano, Vicepresidente de la FAAOC y Presidente de la ACAV. Con este diálogo, lo que los protagonistas pretendían era mostrar cómo la producción, formada tanto por la industria como por la artesanía, a pesar de verse relegada a un segundo plano en la ciudad, ha transformado los barrios y ha dado forma a Barcelona.

El último de los diálogos, Transitorios, abordó el turismo desde diferentes ejes de la mano de Ramón Faura, jefe del área de ciencias sociales del grado en diseño en Elisava y de Albert Arias, director del plan estratégico de turismo de Barcelona. Así pues, se trataron temas como qué puede hacer el diseño ante el fenómeno turístico o, como este ha transformado la vida y el aspecto de Ciutat Vella.

Mireia Baró
0

Finalizar Compra