Barrer o religar. El conflicto puede ser generador de mayor división u oportunidad para un nuevo encuentro. Afianzar los fragmentos nos llevará al fracaso; mientras que, rehacer la relación con los mismos pedazos, nos abrirá un nuevo horizonte de esperanza y de creatividad hasta entonces escondidos bajo la relación.


Quien más quien menos, admira las obras de Gaudí basadas en la técnica del mosaico. Su belleza y armonía, la diversidad de sus materiales y colores y su originalidad, cautivan a quien se acerca con mirada curiosa. Algunos también saben descubrir el inmenso trabajo artesano que hay detrás de cada una de estas obras. Lo que seguro que todo el mundo conoce es el estropicio, la rotura, el resultado de “tirarse los platos a la cabeza”, el descalabro que se produce cuando se rompen las relaciones. El conflicto hace añicos la solidez de un vínculo. Los trocitos, fragmentados, permanecen esparcidos por el suelo, configurando un paisaje desolador.

Ante este panorama, tenemos la opción de barrer de cualquier manera el estropicio –no vaya ser que nos hagamos daño– y tirar los trozos a la basura. El conflicto ha aniquilado la relación. Sin embargo, ¿qué haría Antoni Gaudí? Posiblemente recogería con paciencia los fragmentos para religarlos de nuevo. No con la intención de volver a componer aquello que ya es imposible de reconstruir, sino para descubrir una relación nueva, diferente, que nos lleve hacia una creación hasta entonces desconocida.

La fragmentación que provoca el conflicto, exige adoptar una determinada actitud de fondo: barrer o recoger. Esparcir o reatar. Quizás no siempre será posible el camino de recoser la relación, al menos de forma inmediata. Pero, antes de coger la escoba, sería recomendable imaginar qué pasaría si aprovechásemos la oportunidad para retomar el camino del encuentro. Un camino paciente, que no pretende unificar los fragmentos sino unirlos en una composición inédita.


Ilustración: mbofill_art

Francesc Brunés

Col·laborador habitual de Ciutat Nova i també ... professor d'economia (jubilat), pare de dues filles, gironí d'adopció d'esperit universal, defensor de causes més o menys perdudes i, quan cal, conferenciant i tertulià.

Colaborador habitual de Ciutat Nova y también... profesor de economía (jubilado), padre de dos hijas, gerundense de adopción de espíritu universal, defensor de causas más o menos perdidas y, cuando hace falta, conferenciante y tertuliano.
Francesc Brunés

Latest posts by Francesc Brunés (see all)